Habilidades Conversacionales en la ULL

Este curso volverá a celebrarse los días
7, 8, 11 y 12 de ABRIL de 2001
Para inscribirte, llama al 922 31 92 00
Sólo cuesta 30 euros.
Si eres estudiante de la ULL te da 2 CLE.

OBJETIVOS

Lograr que los participantes entiendan el proceso comunicacional, que aprendan y distingan el papel de las conversaciones en el logro de sus objetivos, que generan la pericia y la habilidad para conversar y así incrementar su efectividad en sus intervenciones profesionales.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Se espera alcanzar los siguientes resultados:

1)     Distinguir y manejar las conversaciones como el único proceso a través del cual se interactúa en una intervención profesional.

2)     Generar mecanismos reflexivos que permitan observan comportamientos comunicacionales en los dominios lingüísticos, corporales y emocionales a partir de las experiencias diseñadas

3)     Reconocer las posibilidades, limitaciones, espacios de aprendizaje y consecuencias que tiene la forma cómo se llevan a cabo las conversaciones con los otros.

4)     Distinguir y manejar herramientas para ser efectivos en su relación con los demás y resolver posibles conflictos.

METODOLOGÍA

Como experiencia, el taller ha sido diseñado con el fin de manejar el aprendizaje desde la acción, tanto individual como colectivamente.  Este proceso produce un resultado continuo y directo de carácter vivencial.

Su dinámica se fundamenta en la observación y la reflexión inmediata de los procesos vividos, con el fin de generar distinciones y aplicarlas a la vida cotidiana.

Inspirado en el modelo de David Kolb de ‘Aprendizaje por Experiencias’.  Durante el proceso estarán presentas 4 etapas: Experiencia, Reflexión, Acción y Transferencia.

CONTENIDOS

El Modelo del Observador
Posiciones perceptivas del Observador
Comunicación NO verbal: gestual, tonal, corporal, proxémica, …
Oír vs. Escuchar
Conversar: diálogo, discusión.  Parafrasear
Uso y efecto de las palabras: Ontología del Lenguaje, Louise Hay, Pensamiento Positivo…
Actos lingüísticos: juicios, declaraciones, afirmaciones, pedidos y promesas que incluyen las ofertas
Describir
Opinar y enjuiciar
Reconocer
Retroalimentación o feed-back
Indagar: el arte de preguntar, tipos de preguntas…
Universales del lenguaje: omisiones, distorsiones y generalizaciones.
La confianza, su construcción.
Generación de contexto
El papel de las emociones en las conversaciones
Alcance de la comunicación: ¿cabeza o corazón?
El sentido de las conversaciones.
Diálogo Interno

EXPERIENCIA ANTERIOR

Durante cuatro días, a lo largo de 20 horas, tuve la oportunidad de compartir con alumnos y alumnos de diferentes edades y facultades.  Fue toda una experiencia.  Muy agradable, muy bonita.

Tenía entendido que los chicos acudían a un CLE por el simple hecho de querer obtener el crédito, pero en este caso, los pocos que fueron sólo por eso, rápidamente se engancharon con el tema.

Una de las cosas que más me llamó la atención es la poca costumbre que tienen de reflexionar, experimentar, compartir…  Al principio les costó participar, aunque rápidamente lo fueron incorporando.

Cada día me sigue sorprendiendo como cuestiones TAN básicas como el lenguaje no son tenidas en cuenta, ya no en la Universidad, sino desde el colegio.  Somos sres lingüísticos, seres relaciones.  El lenguaje es capital en nuestro devenir y no nos enseñan ni su importancia ni su uso adecuado.  En mi opinión, debería ser más importante o, al menos, tanto como la geografía, la historia, las matemáticas o el idioma extranjero, pero no.  Sólo nos enseñan sintaxis, ortografía, gramática…  Ni siquiera en Ciencias de la Información, como viene a confirmar en su testimonio una de las alumnas de mi curso, le dan la importancia que merece…

En el último ratito que estuvimos juntos les pedi que escribieran en un papelito, por delante, lo que más les habia gustado; por detrás, lo que no les había gustado o lo que echaron en falta.  Era anónimo, con lo cual podían escribir con total libertad.  A continuación lo transcribo, lo positivo está en azul; lo negativo, en cursiva.

Que cada quién saque sus propias conclusiones.  A mi me enseña y me aclara qué puedo mejorar en próximas ocasiones y, me llama la atención, que pueda haber tantas percepciones distintas de un mismo curso, casi tantas como inidividuos.

Quiero aprovechar para darle públicamente las gracias a Juan Herrera, profesor de la facultad de Trabajo Social, por haberme dado esta oportunidad.

TESTIMONIOS

Me ha gustado la forma de dar la clase (con muchos ejemplos y motivando) y el   contenido. Ha sido muy completo, además de interesante.  Realmente aprendí aspectos de la comunicación humana que desconocía.  (Sobre todo, el poder de las palabras, actividades en parejas y grupos).
Me hubiera gustado que el curso durara algunos días más, para poder analizar los contenidos con más detalle.

El lenguaje es muy más importante que el verbal.  He aprendido que con las palabras se puede hacer mucho bien y mucho mal.
No me ha gustado que se inviertan varios minutos en una sola persona.

Mejores formas de expresar nuestras preguntas para que el otro nos entienda.  El poder que tiene escuchar a otra persona.  Lo importante que es entender el lenguaje verbal como ‘no verbal’.  Nosotros somos los que creamos nuestra vida y decidimos.  El concepto del ‘almacén de pedidos’ y lo que queremos.  Algo existe si así lo decidimos.
He echado en falta más técnicas para perder el miedo y ayuda para la expresión corporal.

He descubierto que me falta dialogar con una persona muy importante: conmigo mismo.
La falta de espacio ha hecho que no se creara un perfecto espacio conversacional.

He aprendido a escuchar más, a no interrumpir, a saber interpretar a través de gestos, posiciones, movimientos…  A saber formular preguntas a través de las cuales poder obtener respuestas y a valorar y a entender que ¡si quieres, puedes!
Han sido demasiadas horas seguidas provocando esto la pérdida de atención en algunos momentos, ocasionando esto la pérdida de conceptos importantes y entretenidos.

Me ha gustado mucho el video de la importancia de las expresiones y los consejos sobre la importancia de usar palabras positivas en nuestra vida.
Posiblemente, somos nosotros los responsables por la poca interacción con personas que no conocíamos.

He aprendido que son tan importantes los gestos como las palabras.
Lamento que durase tan poco y no pudiéramos trabajar más en ello.

Me encantó el video de los gestos y el lenguaje no verbal de las personas.  Me ha gustado el curso en general.  Me gustó el que preguntase cada día por las cosas que se nos habían quedado de las sesiones anteriores, porque así se aprende más.  Me gustó saber cómo utilizar el lenguaje de forma positiva.  También me llamaron la atención los ejercicios de meditación.  Me gustó el curso entero.
No tengo nada negativo que decir, y no es por hacer la pelota.

Me gustó que las clases no se limitaran a explicaciones teóricas, sino que se permita la participación, así como las experiencias.  Ayudarnos a darnos permiso para tener al día momentos para nosotros mismos, para meditar, pensar…
Me hubiera gustado profundizar más en algunos aspectos que nos pudieran ser más útiles en el mundo laboral y no me gustó que el curso haya durado tan poco.

He aprendido cosas (sentimientos, emociones…), que jamás pensé que existieran en mi.  Sabina ha sabido sacar de cada uno de nosotros lo mejor y, quizás, lo más oculto.  He aprendido a darme permiso en cosas impensables.  Se que a partir de ahora veré las cosas de otra manera.
Quizá hubiera hecho falta un poco más de práctica en las habilidades relacionadas con lo profesional.

Me ha sorprendido el estudio del lenguaje con verbal y el hecho de haberme dado cuenta de que ‘somos lo que pensamos’ y cómo (lenguaje) lo pensamos, así como el poder del lenguaje en nuestro diálogo interno.
No me gustado el haberme dado cuenta de las cosas de mi mismo  que necesito/quiero mejorar.  Sin embargo, no puedo pretender ser mejor persona sin saber qué quiero mejorar, luego no ha sido del todo negativo.  Propongo más tiempo para el curso.

Me gustó que, a pesar del hecho que mostramos al ser diferentes en cuanto a carreras, edades, procedencias…, todos hemos sabido aportarnos recursos, ideas y opiniones que ayudan a completar aquello que uno mismo piensa.  Si bien las expectativas del curso no eran del todo altas…, creo que la reflexión es algo que ya no va a faltar en mi vida; ahora, sí se la importancia del lenguaje y todo lo que con ello puedo hacer y expresar, al igual que el resto del mundo.
Nos ha faltado tiempo, ya que considero que este tema y todos los que conlleva podrían ser tratados más a fondo y, además, podría enriquecernos mucho más.  En otras palabras, es algo tan importante que requiere de mayor atención, un poco más de tiempo deberíamos concedernos.

Me ha resultado dinámico.  Me han gustado las frases hechas en las diapositivas, el reflexionar en cada momento, no apurar a los participantes por el tiempo.  Los conocimientos adquiridos son enriquecedores para la vida personal, no sólo profesional.  Ha habido respeto por parte de todos los compañeros, incluso por parte de la instructora.
El tiempo no es el suficiente para dar todos los temas que incluyen las habilidades conversacionales.  Había temas en los que me hubiese gustado centrarnos más.

Me ha encantado cómo han explicado todos los aspectos del lenguaje.  También el video del padre y el hijo en el banco: ¿Qué es eso?  Un gorrión. También me gustaron los reconocimientos y cómo sólo con las palabras puedo sentirme feliz o desgraciada, y cómo todos hemos participado.
Se me hizo pesado el video de los gestos y creo que es muy poco tiempo de curso.

Las experiencias, las reflexiones internas.  La actividad ‘terminemos de llegar’.  Los conocimientos obtenidos especialmente del lenguaje no verbal.  Principalmente, lo que me ha ayudado personalmente el curso ha sido el buen ambiente entre los compañeros, la gran dinámica e implicación: un gran desconocido para muchos alumnos.
No me ha gustado la mente cerrada de algunos participantes y la falta de tiempo.  Me hubiera gustado que fuera más largo.

Me gustó sentirme parte integrante del grupo además de participante.  Reflexionar sobre la importancia de una buena palabra o frase en un determinado momento.  Conocer todos los aspectos de la comunicación en mayor profundidad.  Conocer una buena profesional del coaching, como Sabina y, además, los beneficios de éste.  Conseguir o proponer metas a corto, medio y largo plazo, tanto emocional como profesionalmente.  Me gustó también haber hecho un juramento que espero provoque un antes y un después en mi vida social.
Faltó tiempo para poder entendernos más.

No había caído en la cuenta de la importancia de la expresividad.  Me gustó el comprobar que no soy el único con inseguridades y me sorprendió que puedan existir personas con problemas por comportamientos opuestos al mío.
Me dio vergüenza al compartir con ‘desconocidos’ intimidades.  Además, cuatro clases no dan para obtener la resolución de problemas cotidianos que me afectan.

Abrirme para contar algunos aspectos negativos y cómo me ha ayudado para convertirlos en positivos.  Aprender tanto sobre el lenguaje no verbal, aprender a escuchar, aprender la importancia del lenguaje.  Proponerme cambiar algunas cosas, no sólo intentarlo.
Más tiempo, porque seguro que queda mucho por ver.

Las intervenciones personales reales para poner ejemplos, porque considero que, al que más o al que menos, lo sentía igual que esas personas de ejemplo y ha servido para reflexionar.  Los momentos de meditar, de imaginarnos cosas para eliminar algo malo y/o evocar algo bueno.  Las actividades a realizar en grupo, ya que te ves obligado a compartir cosas (íntimas o personales), que no hubieras compartido jamás con esas personas si no hubiese sido por el curso.  Poder conocer tanta variedad de pensamientos y que nos ayude a reconducirlos positivamente.
Tantas horas seguidas en tan pocos días.  Me hubiera gustado tener más tiempo para reflexionar sobre lo aprendido y luego seguir conociendo más.

La principal lección que me llevo “el lenguaje nos ayuda a sentirnos bien” y yo quiero sentirme así.  Otro aspecto que me ha gustado es la participación de cada uno, que ha sido tenida en cuenta y, en mi caso, ha sido positiva.  Las cosas que haré a partir de ahora y que no las había pensado.  La reflexión que se ha generado.
En algunos momentos, no me he sentido preparada para reflexionar o participar, y también considero negativo no haber tenido a lo largo de la carrera tantas clases como ésta.

La metodología participativa.  Me he dado cuenta de que soy la única dueña de mi vida, puedo ser como yo quiera y hacer lo que yo quiera.  La “obligación” de leer en voz alta, porque obliga a comprometerse en la introspección y en la resolución de los aspectos que no nos gustan.  La confianza que me ha brindado la docente desde el primer día.  Me ha demostrado que soy libre y yo no lo sabía. ¡Gracias!
El horario algo intensivo, salimos muy tarde.

Tomar conciencia a cerca del poder de las palabras.  Reconocer ciertas actitudes gracias al lenguaje no verbal.  La importancia de la meditación y la reflexión.  La importancia del pensamiento en positivo.
Nada.  Todo lo vivido y aprendido servirá para crecer y mejorar conmigo misma y con los demás.

He podido darme cuenta del gran poder que tienen las palabras.  Tras cinco años de carrera de ciencias de la información, sólo sabía que eran importantes para comunicar, relatar, descubrir, delatar…  Ahora entiendo que su poder reside en que con ellas construyo mi vida en mi felicidad.
Poco tiempo.  Faltaron ejemplos precisos y conceptos teóricos estrechamente ligados a ámbitos profesionales determinados (relacionadas con la comunicación empresarial, por ejemplo).

La participación e implicación de todos los compañeros.  La variedad de experiencias, compromisos, reflexiones…, personales y aplicadas.  La armonía, cercanía y disponibilidad de la ponente.  Los videos que hemos visto.  La aplicabilidad de lo dado en el curso.
Preferiría menos horas y más días (de 4:30 a 8:00 pm, por ejemplo).  Me gustaría tener más material teórico-científico.  Muy centrado en el coaching, la ley de la atracción…, que yo considero poco científico ésta última, sin incluir el poder de las palabras, pero considero que este curso no es el contexto para ello.  Aunque estoy contenta con los resultados, me había hecho otra idea del curso al ver los contenidos y, aunque he aprendido ‘tips’ a nivel personal, esperaba aprender más estrategias concretas para la intervención profesional, como es el caso de las preguntas (algún rol-playing sobre este aspecto para aprender a hacerlo).

Me han gustado muchas cosas y he aprendido mucho también, como los ejercicios de meditación y relajación, el valor de las palabras y los gestos, la comunicación no verbal y verbal, la importancia de las palabras que decimos y cómo las decimos.  Me encantó el video, con las diferentes frases y la música de fondo.  También me gustaron los ejercicios de mejora de nosotros mismos y las tareas con el resto de compañeros.  La verdad es que estoy muy contenta con el curso en general, pues vuelvo a recordar que me han gustado muchas cosas y he aprendido bastante…  ¡Ahora sólo falta que todo ello lo ponga en práctica en mi vida diaria!
¿Qué es lo que no me ha gustado del curso?  Pues, sinceramente, no hay nada que no me haya gustado.  Quizá, en algunos momentos me dormí un poco o me despisté, pero realmente creo recordar en todo momento que estuve atenta…  ¡¡Me da pena que el curso haya finalizado…, porque me lo he pasado muy bien!!  ¡¡Y…, lo más importante, he aprendido muchísimo!!  ¡¡ Gracias por todo, Sabina!!

Dejar un Comentario